Sobre gatos

Mucho que aprender (el perro, el gato y el ratón ;) )

Impresionante el último momento, en que el gato rechupetea amorosamente a la rata mientras esta no puede evitar desparramarse sobre el perro. Curiosa la reacción de los demás perros, que parecen identificarlos como amigos y no como enemigos. Y la pregunta: ¿por qué nosotros no somos capaces de convivir así?

Gato-0 Impresora-1

Hemos visto luchas desiguales, pero como esta, ni la David y Goliat. De acuerdo, todos sabemos que no es fácil enfrentarse a una impresora, que ni siente ni padece ni hay cristiano que la entienda, pero hay que ser valiente y no ceder, y si el enemigo se pone tonto, pues a puñetazo limpio. Pero vamos, cien veces mejor que llamar al servicio técnico es contratar a un gato: generalmente arreglan lo mismo… y sale mucho más barato.

¡Arriba las patas, gato chorizo!

Vio que no dejaban entrar a nadie, comprobó las extremas medidas de seguridad, y pensó: “Ya os tengo capullos, ¡ahí es donde guardais el jamón de york!”. Y listo como el hambre, sigiloso como una serpiente y ágil como un gato (de hecho, ES un gato) se coló en la cámara acorazada de un banco vigués. Quince días de susto y mal rollito, hasta que fue rescatado el original protagonista de este robo fallido, al que el afán a meter las narices donde no se debe pudo costarle la vida, pero no.

Seguid leyendo… mientras haya gatitos, vuestros ahorros no están a salvo!

Leer el resto de esta entrada »

¿Sólo les falta hablar?

Pues ya no. La tecnología de vanguardia aplicada a la mininez (y recogida en este desternillante video que acabamos de encontrar) ha conseguido que, dentro de nada, el gato venga y nos diga aquello de “Me parece que es que tengo una neuralgia del trigémino supercalifragilisticaespiralidosa“. Y si no, al tiempo.

Acoso

Si alguna vez te has sentido acosad@, olvídate: ESTO que traemos a tu pantalla SI es acoso. Todo empezó como un juego entre un gato y un cachorro de perro, pero… A veces las cosas se complican…

Un video como no has visto otro. Espeluznante. Y es que no hay enemigo pequeño.

¡Mamá… mi hermano no maúlla!

Un hijo es un hijo, digan lo que digan, y se le quiere aunque… bueno… aunque tenga las orejas enormes o un rabo peludo espectacular.

Tenemos aquí dos gatas, dos, que han decidido incrementar su camada con sendas adopciones que, en circunstancias normales, quizás hubiesen sido comida de gato. Un conejito huérfano y un bebé ardilla, que han encontrado refugio, alimento y felicidad entre las amorosas patas de Mamá Gata. Todo un ejemplo.

Tres vidas pequeñitas

Rosa Matías tiene una miniprotectora. ¿Y qué es una miniprotectora? Pues suponemos que algo muy grande: grande en cariño, en afán de protección, en ilusiones, en trabajo y en todas esas cosas que a su vez son grandes como montañas. Y como en recursos es mini, pero no en ideas, nos manda este precioso video con las historias de Pipo, Teo y Susi. Tres vidas pequeñitas, que, como la miniprotectora, son grandes en esperanzas. Tres viditas quebradas, cuyos trozos Rosa y sus colegas recomponen con amor y calorcito de hogar.

¿Les ayudamos? rosa.matias@ono.com

Cena de Nochevieja para gatos

Antes de dar el primer bocado, tu gato ronda y olfatea. Si le gusta se aplicará a comer, pero si no, te mirará despreciativamente, y se dará la vuelta. ¿Es un sibarita? No, tu gato es un ser con un olfato privilegiado… ¡especialmente para la comida! Ya lo sabías, pero seguro que nosotros sabemos más: para eso tenemos a San Google en nómina.

Seguid leyendo: Maskotas os informa de los trucos de la alimentación felina y os damos una recetita para estos días tan especiales. Que se nos han pasado las fechas, que sí, pero… ¿qué día no es especial para quien quiere mucho a su gato?

Leer el resto de esta entrada »

Mejor que una madre

Dicen que los animales temen al fuego, pero hay algo más fuerte que el temor. En medio de un pavoroso incendio, que obligó a desalojar el edificio, Leo no se movió del lado de sus cachorros: pesó más el cariño y la responsabilidad. Pudieron haber muerto los cinco, pero están vivos. Lo curioso es que Leo es macho, y sus cuatro cachorros no son perros, sino gatos.

Seguid leyendo. Nos siguen dando ejemplo.

Leer el resto de esta entrada »

Se hace pis… ¡y la quieren mucho!

La abandonaron destrozada, a la puerta de un refugio de ANAA. Tenía el recto fuera, la musculatura delas patas de atrás atrofiada, el rabo roto por la mitad, y el pis que se le escapaba se había producido heridas y llagas en las patitas. Un desastre. Pero alguien, al otro lado, estaba esperando justo esa gata tan especial, que tanto tiene para dar, y ahora Keepa anda por la vida con pañales ya lo loco, orgullosísima de sus modelos y ronroneando en un exquisito alemán. Una historia con final feliz, con el final que tantos animales se merecen… aunque no sean iguales a los demás.

Seguid leyendo: hay un animal para cada dueño. Tal vez el tuyo aún te está esperando.

Leer el resto de esta entrada »